Los mejores relatos Fantásticos

Batallas épicas, seres mitológicos, expediciones hacia lo desconocido, fenómenos sobrenaturales y extraordinarios, elementos perturbadores, sucesos insólitos… ¿le suenan estas características? Son algunos de los rasgos representativos de la llamada ficción fantástica. Este género amado por tantos está compuesto por relatos extraordinarios que ayudan a escapar de la realidad y a viajar a mundos ficticios y maravillosos, pero también intrigantes, misteriosos y desconocidos. El término «fantástico» alude, por tanto, a un género narrativo basado sobre todo en los elementos de fantasía, dentro del cual se pueden agrupar varios subgéneros, entre los que están las obras de terror, ciencia ficción o la literatura gótica. Esta narrativa fantasiosa puede también presentarnos un objeto o personaje tomado de la realidad, realizando acciones que en un entorno real serían descabelladas o imposibles.

No cabe duda de que hoy en día la literatura fantástica está viviendo una edad de oro, gracias al tirón de sagas literarias como El Señor de los anillos, El Hobbit o Harry Potter, entre muchas otras.

Características del libro:

Información adicional

Isbn:

978-84-18145-06-3

Nº de Páginas:

160 páginas

Dimensiones:

12 x 19 cm

Formato Portada:

Rústica

"Mola, son cuentos cortos en los hay elementos fantásticos de algún tipo, no siempre del mismo estilo. En unos hay cosas de ciencia ficción, en otros más de fábulas populares. Bastante bueno, la verdad." — Emma González

Lee un Avance de este libro

Si no conoces las bases, los cimientos, que hacen que este libro sea una obra maestra del género, te animamos a que empieces a leer el avance que te hemos preparado en la página virtual de abajo. Haz scroll. Ahí encontrarás un breve prólogo que te dará algunas pinceladas sobre lo que vas a descubrir a lo largo del libro, al tiempo que va a reactivar en ti el interés por esta magnífica pieza.

A continuación, podrás disfrutar de los primeros capítulos, para que así, de primera mano, te des cuenta de la dimensión de la obra que vas a comenzar.

¡FELIZ LECTURA!

😀 😀 😀

😀 😀

😀

 Prólogo 

Batallas épicas, seres mitológicos, expediciones hacia lo desconocido, fenómenos sobrenaturales y extraordinarios, elementos perturbadores, sucesos insólitos… ¿le suenan estas características? Son algunos de los rasgos representativos de la llamada literatura fantástica. Este género amado por tantos está compuesto por relatos extraordinarios que ayudan a escapar de la realidad y a viajar a mundos ficticios y maravillosos, pero también intrigantes, misteriosos y desconocidos.

El término literatura fantástica alude por tanto a un género narrativo basado sobre todo en los elementos de fantasía, dentro del cual se pueden agrupar varios subgéneros, entre los que están la literatura de terror, ciencia ficción o la literatura gótica. La literatura fantástica, puede también presentarnos un objeto o personaje tomado de la realidad, realizando acciones que en un entorno real serían descabelladas o imposibles.

No cabe duda de que hoy en día la literatura fantástica está viviendo una edad de oro, gracias al tirón de sagas literarias como El Señor de los anillos, El Hobbit o Harry Potter, entre muchas otras. Sin embargo, conviene recordar que hay vida después de estos títulos. Multitud de autores escribieron auténticas obras maestras de género fantástico que conviene descubrir (o redescubrir).

La presente selección comprende los siguientes relatos fantásticos: La historia de O-Tei, Lafcadio Hearn; El fantasma mordido, Pu Songling; El hombre de arena, E.T.A. Hoffmann; El diablo y el relojero, Daniel Defoe; La noche, Guy de Maupassant; La esperanza, Auguste Villiers de L’isle-Adam; La muerta enamorada, Théophile Gautier; El retrato oval, Edgar Allan Poe; Un teólogo en la muerte, Emanuel Swedenborg; Una vez hubo un hombre, Oscar Wilde; La sentencia, Wu Ch’eng-En; El beso, Gustavo Adolfo Bécquer; El diablo de la botella, Robert Louis Stevenson.

Evádase de la rutina adentrándose en este mundo extraordinario y maravilloso, y deje volar su imaginación con esta selección de los mejores títulos de literatura fantástica.

—Juan José Marcos

 

«Miento por diversión, entretengo con mis mentiras, con mi visión exagerada de la realidad: es imaginación, fantasía. Engañar es otra cosa. Ni mis personajes ni yo engañamos, más bien somos engañados.»

Alfredo Bryce Echenique


LA HISTORIA DE O-TEI 

Lafcadio Hearn

 

Hace mucho tiempo, en la ciudad de Niigata, en la provincia de Echizen, vivía un hombre que se llamaba Nagao Chōsei. Hijo de médico, fue educado para continuar la profesión de su padre. A edad temprana ya se había comprometido con una adolescente llamada O-Tei, la hija de un amigo de su padre, y las dos familias habían acordado que la boda se celebraría en cuanto Nagao concluyera sus estudios. Pero O-Tei tenía una salud frágil y fue atacada por una funesta enfermedad a los quince años. Cuando se dio cuenta de que su muerte era algo inevitable, llamó a Nagao para despedirse de él. Nada más arrodillarse ante el lecho, le dijo O-Tei:

—Mi querido Nagao-Sama, estamos comprometidos desde nuestra más tierna infancia, y debíamos casarnos a finales de este año. Pero voy a morir, y los dioses saben que es lo mejor para los dos. Si viviera más años, solo te podría causar problemas y disgustos. Con este cuerpo tan débil, nunca podría ser una buena esposa; y el ansia de vivir para no dejarte sería, por lo tanto, un deseo demasiado egoísta. Ya estoy resignada a la muerte, pero quiero que me prometas que tú no vas a lamentarla… Además, quiero afirmarte que volveremos a encontrarnos.

—Pues claro que sí —le respondió Nagao con entusiasmo—. Y es en la Tierra Pura donde volveremos a encontrarnos.

—No, no —respondió suavemente ella—. No me refiero a la Tierra Pura. Creo que estamos destinados a encontrarnos otra vez más en este mundo…, aunque mañana tengan que sepultarme.

Nagao la observó perplejo y vio que sonreía. O-Tei prosiguió con un tono lánguido y liviano:

—Sí, he querido decir en este mundo… y en en esta vida, Nagao-Sama. Siempre que así lo desees, por supuesto. Solo que para que esto pueda ocurrir, he de nacer nuevamente y llegar a la mayoría de edad. Así que tendrías que esperar. Quince… o tal vez dieciséis años es demasiado tiempo… Pero, amado mío, tú solo tienes diecinueve.

Nagao quiso aliviar su agonía y respondió:

—Esperarte, amada mía, es menos un deber que un motivo de alegría. Ambos estamos ligados mutuamente por el término de siete existencias.

—¿Pero, tal vez dudas? —preguntó ella, contemplándole el rostro.

—Querida mía —respondió—, dudo si seré capaz de conocerte con otro cuerpo y otro nombre… a no ser que puedas proporcionarme alguna señal o contraseña.

—Eso no está en mi mano —le dijo O-Tei—. Solo los dioses y los Budas saben cómo y cuándo nos encontraremos. Pero estoy segura, muy, muy segura, de que si tú deseas recibirme, yo podré volver a tu lado… Recuerda estas palabras…

Dejó de hablar, cerró sus ojos. Estaba muerta.

Nagao había amado a O-Tei con sinceridad y su dolor fue muy profundo. Hizo tallar una tablilla mortuoria en la cual inscribió el zokumyō y le dedicó cada día sus ofrendas. Pensó mucho en las palabras que O-Tei pronunció antes de su muerte y, con la lejana esperanza de agradar a su espíritu, inscribió la promesa solemne de casarse con ella si alguna vez regresaba a él con otro cuerpo. Lacró dicha promesa con su sello y la colocó en su butsudan, junto a la tablilla mortuoria de O-Tei.

Pero como Nagao era hijo único, fue preciso que contrajera matrimonio.Pronto se vio obligado a ceder ante la voluntad familiar y aceptar una esposa escogida por su padre. Ya una vez casado, nunca dejó de depositar sus ofrendas ante la tablilla de O-Tei, ni jamás dejó de recordarla con cariño. Pero la imagen de ella se difuminó poco a poco en su memoria, como si fuese un sueño difícil de evocar.

Y transcurrieron los años, unos años que le depararon múltiples infortunios. La muerte le arrebató a sus padres, después a su esposa y a su único hijo, de manera que se encontró solo en este mundo. Abandonó su yermo hogar y emprendió una larga travesía con la única esperanza de olvidar sus penas.

Cierto día, en el curso de sus viajes, llegó a Ikao, una pequeña aldea de montaña, famosa aún por sus fuentes termales y por los hermosos paisajes que la rodean. Se detuvo en una posada, donde lo atendió una muchacha. Nagao, viendo el rostro de aquella joven, sintió que su corazón latía como no lo había hecho nunca. Se parecía tanto a O-Tei que el viajero se pellizcó para convencerse de que no estaba en mitad de un sueño. Mientras ella iba y venía —preparando el fuego, sirviendo la comida y arreglando la habitación de huéspedes—, Nagao evocó, en cada gesto y actitud, la graciosa imagen dela muchacha que había amado en su juventud. Le habló. Ella le respondió con voz suave y nítida, con una dulzura que lo abrumó con tristezas de tiempos pasados. Al fin, muy intrigado, la interrogó así:

—Amiga, te pareces tanto a una persona que conocí hace tanto tiempo, que recibí una gran sorpresa cuando entraste en esta sala. Discúlpame si te pregunto dónde naciste y cómo te llamas.

Al momento, ella —con la voz inolvidable de la fallecida —respondió:

—Yo me llamo O-Tei y tú eres Nagao Chōsei de Echigo, mi prometido. Fallecí hace diecisiete años en Niigata. Tú me hiciste una promesa por escrito, diciendo que te casarías conmigo si yo regresaba a este mundo con cuerpo de mujer, y con tu sello lacraste esa promesa y la colocaste en tu butsudan, junto a la tablilla en que está inscrito mi nombre. Por eso he regresado.

 

FIN DE LAS PRIMERAS PÁGINAS…

Lee un Avance de este libro

Si no conoces las bases, los cimientos, que hacen que este libro sea una obra maestra del género, te animamos a que empieces a leer el avance que te hemos preparado en la página virtual de al lado. Haz scroll. Ahí encontrarás un breve prólogo que te dará algunas pinceladas sobre lo que vas a descubrir a lo largo del libro, al tiempo que va a reactivar en ti el interés por esta magnífica pieza.

A continuación, podrás disfrutar de los primeros capítulos, para que así, de primera mano, te des cuenta de la dimensión de la obra que vas a comenzar.

¡FELIZ LECTURA!

😀 😀 😀

😀 😀

😀

Me han gustado mucho los que parecen orientales con un  estilo muy japonés. También algo de terror psicológico que hay en esta recopilación.

Juanjo

¡Lo mejor que he leído este año!

Wal Zambrano

Mola, son cuentos cortos en los hay elementos fantásticos de algún tipo, no siempre del mismo estilo. En unos hay cosas de ciencia ficción, en otros más de fábulas populares. Bastante bueno, la verdad.

Emma González

¡CÓMPRALO AHORA!

No dudes en terminar de leer esta Obra
Maestra a un precio excepcional…

¡Descuento especial!

Ofrecemos un descuento especial para distribuidores y grandes supermercados, por compras al por mayor destinadas a grandes superficies de venta. Si estás interesado, escríbenos.

_

2 + 5 =